Startups y moda. Una combinación de “éxito”

En los últimos años, hemos sido testigos de una revolución tecnológica que ha provocado cambios significativos en muchos modelos de negocio tal como los conocíamos anteriormente.

El mundo de la moda, pese a sus especiales características, también ha mostrado una tendencia favorable a los cambios acontecidos gracias a la evolución tecnológica. Dichos cambios han permitido desarrollar modelos de negocio relacionados con la moda que han sido (y son) relevantes actualmente.

Aspectos como el desarrollo de algoritmos avanzados o el uso de elementos de inteligencia artificial, entre otros, permiten poder desarrollar estos modelos de negocio con éxito, ajustándose a las necesidades que presenta el mercado.

Startups relacionadas con el mundo de la moda

24Fab: Proyecto residente en Madrid. El modelo de negocio se basa en el alquiler de vestidos y accesorios de lujo, dado el hecho que, en muchas ocasiones, se requiere de un look para una ocasión o evento especial que, posteriormente, no es replicable en el día a día. Mediante el uso de la red social más “visual”, Instagram, muestran parte de las colecciones disponibles mediante el hashtag #24fabsquad, además de ofrecer asesoramiento según la persona y el protocolo vía presencial (en sus tiendas de Granada, Madrid y Sevilla) u online (correo electrónico).

Lookiero: El modelo de negocio de Lookiero funciona como un personal shopper. Inicialmente, la usuaria crea un perfil en el cuál defina características relacionadas con su estilo, tallaje y otras preferencias. Con dicha información, el algoritmo (basado en el conocimiento desarrollado anteriormente y en el continuo feedback recibido por las usuarias) selecciona 5 prendas de ropa cada vez que se solicita un pedido.

Una vez ejecutado el pedido, la usuaria recibe las prendas (sin gastos de envío ni devolución) y sólo paga por las que realmente encajan con sus preferencias. Con ello, la clienta se beneficia de dicho servicio y aporta un feedback relevante para que el “personal shopper” de Lookiero ajuste, cada vez más, las preferencias.

The Brubaker: Con una apuesta clara por el producto realizado en territorio nacional, nacía en 2013 The Brubaker. Mediante la explotación de los datos disponibles y con el uso de herramientas de Big Data, la empresa busca dar respuesta a la necesidad detectada de disponer de básicos de alta calidad a un precio competitivo (lo que consiguen al eliminar intermediarios y con la fabricación local) y con tan sólo unos clicks, evitando todo el ajetreo relacionado con el hecho de “ir de compras”. Por tal de facilitar el proceso, ofrecen los cambios y la devolución como servicio gratuito.

We Are Knitters: Podría parecer que la actividad de tejer se asociara a tiempos pasados pero no es así. No en vano, en las diferentes redes sociales se pueden ver hasthags haciendo referencia a la frase que da nombre a este proyecto, #WeAreKnitters.

Se trata de un proyecto que pone al alcance del gran público diferentes kits para tejer que pueden ser seleccionados según diferentes filtros (véase por material, nivel de dificultad, etc.). El funcionamiento del website recuerda a una red social por el hecho que también incorpora vídeos e interacción con los usuarios, generando la sensación de pertenencia a una comunidad.

Fuente fotografía: Huffington Post UK

Share this article

Cofundador de Markonomia. Licenciado en Administración y Dirección de Empresas por la Universitat de Barcelona (EUS) y master en Business Intelligence y Big Data en Universitat Oberta de Catalunya. Cerca de 5 años desarrollando proyectos de análisis de datos en el sector bancario. Fotógrafo freelance en eventos deportivos nacionales e internacionales.

Facebook Comments

Deja un comentario