Apps y otros proyectos para reducir el desperdicio de comida

En los últimos días, los diversos medios de comunicación se han hecho eco de los datos referentes a la alimentación y el desperdicio de comida en España. Pese a la reducción mostrada en los últimos años, todavía son desperdiciados, en España, más de 600 millones de kilos de alimentos (al año) por los diversos actores de la cadena de la alimentación.

Dicho hecho, además de las consecuencias fácilmente visibles respecto a la alimentación, provoca también ineficiencias económicas y en el uso de la energía (al producir excedentes).

Por todo ello, como último artículo antes de la Navidad, presentamos algunos de los proyectos que trabajan, tanto en nuestro país como en el extranjero, por tal de poder reducir dicho desperdicio:

Acciones

FoodSharing: La plataforma Foodsharing busca la participación ciudadana por tal de pensar y desarrollar acciones que permitan reducir los excedentes alimentarios. En dicha plataforma existe la organización en grupos locales, además del hecho de buscar concienciar a todo tipo de agentes relacionados con el mundo de la alimentación por tal de intercambiar y reutilizar excedentes alimentarios o la organización de eventos relacionados con la concienciación.

La Nevera Solidaria: Tal como los responsables del proyecto indican en su espacio web, el objetivo principal del proyecto se basa en la lucha contra el despilfarro de alimentos. Para ello, el proyecto se basa en habilitar una serie de neveras en la que los particulares o comercios podrán donar alimentos por tal que estén a disposición de aquellas personas que los puedan requerir. Además, los responsables del proyecto ofrecen apoyo por si se quiere añadir una nevera a la red de neveras solidarias ya disponible en nuestro país.

Aplicaciones móviles

NiLasMigas: Esta aplicación móvil busca combatir el desperdicio de comida que se lleva a cabo en los negocios relacionados con el mundo de la alimentación. Mediante la geolocalización, la app pone en contacto a consumidores y establecimientos que disponen de comida en perfecto estado sin un consumidor final, por tal de comprar esos productos a un precio reducido. Además, ofrecen labores de consultoría para asesorar a empresas en la reducción de desperdicios.

Tapper: Con una idea muy similar a la mostrada por el anterior proyecto, la aplicación móvil busca poner en contacto a consumidores y establecimientos con el objetivo principal de reducir el desperdicio de comida. Además de lo mencionado, los responsables de Tapper crearon una plataforma para el consumo responsable de alimentos (Asociación Comida, Ahorro y Conciencia).

Wakaiti: Al igual que los 2 proyectos presentados anteriormente, el objetivo principal buscado por la aplicación móvil es el de reducir el desperdicio de alimentos por parte de los distintos establecimientos. Por ello, el funcionamiento se basa en dos tipos de usuarios, los consumidores y los establecimientos, y en el hecho de ofertar aquellos productos en perfecto estado para el consumo, los cuáles pueden reservarse y pagarse en el establecimiento.

Otros proyectos se basan en el concepto de “supermercado”, vendiendo productos a un precio sensiblemente inferior al ser productos en perfecto estado pero desechados por los supermercados tradicionales por su aspecto o cercanía a la fecha de caducidad.

En 2016, Markonomia entrevistó a los responsables de WeFood, un proyecto danés basado en dicha idea (Entrevista).

Fuente fotografía: YoNoDesperdicio.org

¡Feliz Navidad a todos los lectores!

Share this article

Cofundador de Markonomia. Licenciado en Administración y Dirección de Empresas por la Universitat de Barcelona (EUS) y master en Business Intelligence y Big Data en Universitat Oberta de Catalunya. Cerca de 5 años desarrollando proyectos de análisis de datos en el sector bancario. Fotógrafo freelance en eventos deportivos nacionales e internacionales.

Facebook Comments

Deja un comentario