Pop Up Stores, las tiendas que aparecen y desaparecen

Actualmente hay una gran saturación de impactos promocionales y un cambio constante en los hábitos de consumo. Por este motivo, es necesario que las empresas estén en el lugar adecuado en el momento oportuno. Con ese objetivo nacen lo que conocemos como Pop Up Stores.

Las Pop Up Stores son espacios de venta ubicados en lugares estratégicos en los que las marcas se promocionan durante un tiempo determinado. Éstas pueden tener como finalidad generar notoriedad de marca, dar difusión a lanzamientos o promociones, como prueba piloto para la apertura de una tienda física o tener algún punto de presencia física para aquellos negocios de venta online.

A continuación os mostramos algunos ejemplos de Pop Up Stores que hemos encontrado.

El mini quiosco de Coca-Cola

Para el lanzamiento de las nuevas latas pequeñas de Coca-Cola de 0.15L, la compañía de refrescos utilizo una Pop Up Store para llamar la atención de los transeúntes.

Instaló un pequeño quiosco cuyo tamaño era proporcional con el de la lata. La gente que pasaba por allí se sorprendía de este pequeño espacio que había creado Coca-Cola donde además podía obtener una muestra gratuita del producto.

Un buen ejemplo de cómo utilizar este tipo de espacios para dar a conocer novedades de la compañía de una forma amable y diferenciadora.

Solve, prácticas de 5 minutos

Pop Up Store Solve

Solve, una agencia creativa norteamericana, quería incentivar el proceso de contratación de verano para atraer a candidatos que realmente pudieran ponerse en su sitio y pensar como la agencia suele trabajar.

Para lograrlo crearon una Pop Up Store a pequeña escala de su oficina y la instalaron en el campus universitario de Minneapolis. Los estudiantes que se acercaron recibieron un desafío de 5 minutos y, los que lo superaron, fueron entrevistados en el acto.

Esta acción innovadora triplicó la cantidad de solicitudes recibidas por la agencia en procesos anteriores.

IKEA en el corazón de la ciudad

Para celebrar el 20 aniversario de su llegada a España, la compañía de muebles sueca IKEA abrió dos Pop Up Stores en el corazón de Madrid y Barcelona con el objetivo de acercarse a su público objetivo.

Ambos espacios ubicados en los barrios del Rastro y el Born permanecieron abiertos durante nueve días y estaban divididos en dos partes: una parte de tienda destinada principalmente a piezas de decoración (algunas de estas piezas tan solo se podían obtener en estas Pop Up Stores y no en los otros centros de la compañía) y otra en la que se organizaban talleres de decoración, manualidades y personalización de muebles.

Esta campaña puntual permitió a IKEA hacer un recordatorio de marca a sus clientes y aportar valor adicional relacionado con temas de decoración.

H&M va a buscar sus clientes

Dicen que si la Montaña no va a Mahoma, Mahoma va a la montaña. Esto es lo que ha hecho la marca de ropa H&M en más de una ocasión para acercar sus productos a sus clientes.

En 2013 decidió abrir una Pop Up Store en DreamVille, del festival de música Tomorrowland. Allí todos los asistentes podían encontrar prendas de ropa de su estilo, muy vinculadas con la música que iban a escuchar a lo largo del festival.

En otra ocasión, la marca de ropa decidió crear una Pop Up Store en mitad de la arena de la playa para dar a conocer su nueva línea de ropa playera.

Pop Up Store HM

Share this article

Cofundador de Markonomia. Licenciado en Administración y Dirección de Empresas por la Universitat de Barcelona, con un Máster en Marketing Directo y Digital por la Barcelona School of Management (UPF – Idec). Tras tres años de experiencia en marketing del sector deportivo, en 2014 empiezo mi andadura en el sector farmacéutico con el objetivo de mejorar la vida de los pacientes y profesionales sanitarios gracias a las herramientas digitales.

Facebook Comments

Deja un comentario