La empresa en Twitter

Twitter es aquella red social que permite publicar mensajes de 140 caracteres como máximo. Sin duda, es la vía de comunicación que está tomando más peso en nuestra sociedad, siendo ya habitual encontrar estrategias de multicanalidad de las cadenas de televisión que nos invitan a comentar lo que vemos a través del #hashtag oficial del programa.

Pero, ¿qué puede aportar Twitter a la empresa? Esencialmente nos puede ayudar en tres aspectos:

  • Aumentar el tráfico a tu página web: Además de red social, Twitter es un genial canal de información al que millones de usuarios acuden para estar enterados de lo que sucede en su mundo. Dejadme que remarque “su” mundo, ya que cada uno se crea el mundo al que desea seguir (canales de noticias, deportivos, celebrities, de empresa, marketing, humor, etc.). Publicando en Twitter tus artículos o apartados de la web podrás atraer nuevos usuarios al portal.
  • Conocer la opinión de tus clientes y mejorar la atención: Al tratarse de un canal bidireccional, a través de Twitter también puedes descubrir lo que dicen tus clientes de ti. Gracias a ello, podrás analizar fortalezas o debilidades de tus productos que desconocías y actuar en consecuencia para sacar el máximo rendimiento.
  • Ayudar en la promoción de eventos: Gracias a los #hashtags se consigue aglutinar mucha información de usuarios diferentes alrededor de una misma temática. Si lo trasladas al mundo empresarial, es genial en la promoción de eventos ya que te da visibilidad frente a los contactos de los usuarios. Incentivando el uso del hashtag (premio al más tweetero, competición, etc.) o buscando la ayuda de influencers, puedes conseguir impactar a muchos nuevos usuarios y hacer llegar tu información a potenciales nuevos clientes.

Pero sin duda, Twitter nos aporta muchas nuevas oportunidades, aunque a la vez es una bomba de relojería que no todo el mundo sabe dominar. A continuación os dejamos algunos ejemplos buenos y malos en el uso de esta red social:

La lucha entre Kit Kat y Oreo por una seguidora

Una chica declaró en Twitter ser una auténtica fan del chocolate y que seguía tanto a Kit Kat como a Oreo. La primera de estas marcas decidió empezar un juego y “retó” a Oreo a una partida de 3 en raya para hacerse con el cariño de la chica, haciendo la forma de X con dos de sus barras del producto. La respuesta de esta última no fue menos original, y le contestó la partida con la ficha de Kit Kat casi devorada por completo aludiendo a que no había podido resistirse. Esta acción consiguió ser retwiteada por centenares de usuarios, ganando así mucha visibilidad y notoriedad de marca además de una humanización de la misma muy acertada.kitkat-oreo

La hostelería también tiene su cabida en Twitter

La cuenta de Twitter de Bodegas MBodegasMezquita01ezquita, restaurante tradicional junto a la Mezquita de Córdoba, puede alardear de ser una de las más activas del entorno gastronómico de nuestro país. A través de ellas, nos deleitan con recetas de algunas de sus famosas tapas, consejos alimenticios que desconocíamos, promociones en su e-commerce, acceso a la carta, concursos, promociones y mucho más. Además, también aportan valor al turismo proporcionando datos prácticos para los que visitan Córdoba y alrededores. Sin duda, este es un gran ejemplo de cómo un negocio del sector hostelero puede aportar valor al cliente a través de Twitter.

Escucha a tus clientes, no los denuncies

La empresa de mudanzas Gil Stauffer recibió una crítica a través de Twitter por parte de una seguidora descontenta con el presupuesto que le habían pasado. El hecho de que en el tweet apareciera el hashtag #vergonzoso no le gustó un pelo a la compañía y amenazó de denunciarla si no lo retiraba. Eso encendió más los fuegos en Twitter y se sumaron nuevos seguidores a la discusión, hasta que se toparon con un abogado que hizo cambiar de idea a la empresa y retroceder en la demanda. Sin duda, no es un buen ejemplo de cómo las empresas deben usar Twitter.gil stauffer

Share this article

Cofundador de Markonomia. Licenciado en Administración y Dirección de Empresas por la Universitat de Barcelona, con un Máster en Marketing Directo y Digital por la Barcelona School of Management (UPF – Idec). Tras tres años de experiencia en marketing del sector deportivo, en 2014 empiezo mi andadura en el sector farmacéutico con el objetivo de mejorar la vida de los pacientes y profesionales sanitarios gracias a las herramientas digitales.

Facebook Comments

Deja un comentario