Estrategia digital y sus elementos clave

Cada vez es más frecuente encontrar en las empresas un equipo dedicado a trabajar la estrategia digital de la compañía. Las nuevas tecnologías y la conexión a Internet ha alterado la forma como accedemos a la información y la manera de relacionarnos, y las empresas no pueden hacer otra cosa que adaptarse a la realidad en la que vivimos y estar presente también en este entorno digital, con un posicionamiento acorde a la realidad offline (por llamarle de algún modo).

Para cualquier compañía que desea iniciarse y desarrollar un plan de estrategia digital, vamos a enumerar algunos de los elementos clave que no pueden faltar:

  • Página web: ésta suele ser el centro de cualquier estrategia digital de una compañía. Una página web donde terminar dirigiendo las visitas procedentes de los canales que veremos más adelante. El contenido que debe tener debe ser de interés mucho más allá de la información propia de los productos y servicios de la empresa. El usuario ya no se conforma con la información tradicional, sino también valora otra información relacionada que consiga ver tu marca como referente en el sector. Esta página a su vez, debe estar actualizada de una forma constante con la inserción de nuevas entradas o secciones y adaptada a todo tipo de dispositivos (PC, Smartphones y tablets). Cumpliendo estos aspectos, y trabajando los aspectos más técnicos de SEO para obtener un buen posicionamiento orgánico, conseguirá atraer tráfico de forma asegurada.
  • Bases de datos: para llevar a cabo una buena estrategia digital es importante disponer de una base de datos de nuestros clientes actuales y potenciales por tal de hacerles llegar nuestros mensajes. Centralizar toda la información en una única base de datos y dejar siempre la opción de nuevos registros a través de nuestra web nos permitirá hacer llegar los mensajes que nos interese a nuestros clientes.
  • Canales: si la página web es importante, los canales lo son aún más. No sirve de nada tener un buen producto si nadie llega a saber de él. Algunos de los canales a tener en cuenta son:
    1. Redes Sociales: si los usuarios están en redes sociales, las empresas deben adaptarse. Cada vez suponen un porcentaje mayor de tráfico hacia una web, y el contenido que se ofrece debe adaptarse a cada red social. La empresa debe seleccionar en qué red social tiene sentido estar y adaptar su mensaje a un tono más personal (Facebook, Instagram) o profesional (LinkedIn, Twitter).
    2. Emailing: si disponemos de los datos, utilicémoslos siempre de una manera coherente. Sin llegar a hacer spam, el email es un buen canal para hacer llegar puntualmente las novedades de la empresa a través de mensajes visuales y muy cortos, redirigiendo a la web para más información.
    3. Marketing Móvil: el Smartphone se está convirtiendo en un gran canal para mandar mensajes muy personalizados. Ya sea a través de la app propia de la empresa o a través de SMS, el marketing móvil ofrece unos resultados muy positivos. Sin embargo, éste suele ser más intrusivo que las campañas de email, por lo que no abusar de este canal es un factor esencial.
    4. Publicidad: a parte de los canales propios mencionados, también se puede impactar a través de publicidad segmentada. Una campaña de banners en páginas de terceros o publicidad SEM en los buscadores permitirá llegar a aquellos nuevos usuarios que aún no nos conocen o no nos siguen en los canales propios.
  • Páginas referentes de terceros: hay determinadas páginas web que son referentes en función del sector. Por ejemplo, si tu empresa se dedica al sector de la hotelería y restauración es muy importante disponer de un buen perfil en portales como Tripadvisor. Para muchos esta será nuestra presencia digital, por lo que es vital tratarla como tal y tenerla actualizada.

Share this article

Cofundador de Markonomia. Licenciado en Administración y Dirección de Empresas por la Universitat de Barcelona, con un Máster en Marketing Directo y Digital por la Barcelona School of Management (UPF – Idec). Tras tres años de experiencia en marketing del sector deportivo, en 2014 empiezo mi andadura en el sector farmacéutico con el objetivo de mejorar la vida de los pacientes y profesionales sanitarios gracias a las herramientas digitales.

Facebook Comments

Deja un comentario