Refugiados en Alemania: ¿aptos o no aptos para el mercado laboral?

En el anterior artículo de esta sección “Ley para inmigrantes en Alemania, ¿acogida o integración forzada?” mencionábamos la nueva ley que Alemania había implementado para todo refugiado llegado en el país. Una entrada libre aunque con ciertas restricciones o clásusulas abusivas.

De hecho, el inicial “willkommen in Deutschland” y un país volcado a la ley abierta para inmigrantes está convirtiéndose hoy en día en un “nice to have” en lugar de una realidad. Las principales compañías alemanas mencionan que los inmigrantes no están preparados/aptos para el mercado laboral. Ahora bien, ¿se trata por su propia falta de experiencia o por la falta de formación recibida en Alemania?

Estas compañías alemanas denominadas “Blue-chip” [1] tendrán que explicar a la canciller Angela Merkel por qué han contratado menos de 100 refugiados ante la llegada de más de un millón de inmigrantes.

Los principales factores que dificultan su contratación son:

  • Barreras de aprendizaje: las empresas dicen que los estudiantes universitarios alemanes en cuatro años están más cualificados que un refugiado con la misma formación.
  • Grado de conocimiento de Alemán: a pesar de que el refugiado dispone de un nivel básico del idioma, las empresas exigen que el trabajador lo domine a la perfección.
  • Demostración de conocimientos: las calificaciones o títulos que los refugiados presentan a las compañías en muchos casos no son suficientes para ser “apto” al puesto de trabajo.

Las empresas alemanas afirman que contratan según la ley, eso sí, en posiciones que requieren menos requerimientos técnicos. En pocas palabras, limitan las carreras profesionales de los refugiados. Recientes estudios publicados demuestran que más de 30 compañías dentro de las “Blue-chip” han reclutado de promedio 60 refugiados en total. Sin embargo, resulta anecdótico que estas empresas se sienten ofendidas cuando se les pregunta por la cantidad de refugiados que han contratado.

Angela Merkel sigue luchando por su vida política por encima de su política de puertas abiertas, por lo cual ha convocado a los jefes de algunas de las mayores empresasBlue-chip” de Alemania en Berlín para alinear la ley acordada con la situación actual. Y es que, como todos sabemos, la carta de identidad alemana no puede verse afectada y menos el permitirse fallar por incumplimiento.

Lo que está claro es que el optimismo que se apreciaba con la nueva ley para inmigrantes firmada el pasado 25 de mayo, en donde se hacía mención a que la llegada de inmigrantes a Alemania supondría un impulso al crecimiento económico y una ayuda ante la falta de personal cualificado, se está evaporando gradualmente. Sin embargo, esta “escasez” no se soluciona dando trabajo a refugiados (argumento que defienden las sociedades dentro de “Blue-chip”).

¿Sabrá Alemania manejar esta situación? Palabras de la canciller afirman lo siguiente “Wir können das schaffen. Es gibt im Grunde keine Wahl. Die Leute hier sind.”, que viene a decir que Alemania puede y debe hacerlo, no hay elección, las personas ya están aquí. Y sin ir más lejos, la verdad es que la gran parte de los bien llegados que han encontrado empleo en el país están en pequeñas empresas o en  pueblos y ciudades apartadas.

[1]  El término Blue Chip en economía bursátil se utiliza para referirse a empresas 
bien establecidas, que tengan ingresos estables, valores sin grandes fluctuaciones 
y que no precisen de grandes ampliaciones de su pasivo.

Share this article

Licenciada en Administración y Dirección de Empresas por la Universitat de Barcelona y con MBA Executive por la escuela EAE Barcelona. Dispongo de más 12 años de experiencia en el área financiera, siendo los 4 primeros dentro de la firma PricewaterhouseCoopers, S.L. como auditora y el resto dentro de la multinacional farmacéutica Sanofi-aventis, S.A. Dentro de Sanofi España encargada de liderar proyectos de transformación y mejora continua, así como estrategias de negocio a nivel Iberia. Posteriormente, en Sanofi-aventis Deustchland en dónde he liderado proyectos a nivel Europeo y des del pasado mes de Octubre a nivel Mundial con sede en Barcelona como Global Accounts to Report Project Leader.

Facebook Comments

Deja un comentario