Minijob, el fenómeno alemán

Durante décadas, Alemania figuraba como un país con altos gastos sociales y costes laborales, y con un mercado laboral especialmente rígido. Frente a esta situación alarmante, a finales de 2002, se aprobó la famosa Agenda 2010 (o más conocidas como reformas Hartz) en donde se fomentó el autoempleo y se crearon los denominados minijobs.

Hoy en día, estos mini empleos se han convertido en la diana perfecta para los que temen el modelo económico alemán. Pero ¿qué son los minijobs? No son más que contratos de baja remuneración y máximo 15 horas de trabajo a la semana, implementados en Alemania desde 2003  y que han servido en este país para mantener activa la economía en lo más oscuro del túnel de la crisis. En Alemania no está regulado el salario mínimo interprofesional y un minijob cuenta con un salario de 450 euros al mes, o lo que es lo mismo, 5.400 euros al año, pero el trabajador no paga impuestos. Un aspecto muy positivo para empleados bajo este régimen es que tienen derecho a vacaciones remuneradas, bajas por maternidad o enfermedad, además de los días por despido. Y si tienen hijos, tienen derecho a ayudas sociales para su manutención (por ejemplo, cubrir el desplazamiento del empleado para cubrir los gastos en el núcleo familiar). Sin duda algo muy tentador.

En cuanto a sus tipologías, existen diferentes modalidades:

  • Los minijobs con limitación horaria como hemos comentado anteriormente,
  • Los midijobs, similares a los minijobs pero sin límites de horas de trabajo, ni semanalmente, ni mensualmente pero con un tope máximo salarial (comprendido entre 400 y 800 euros mensuales).
  • Los minijobs breves, que consisten en ocupaciones que no superan los tres meses o 70 días laborales al año y no se tienen en cuenta los ingresos.

Y es que en Alemania ya son 6’8 millones de empleados (un 9% sobre el total de la población en Alemania). Muchos de ellos obedecen a repartidores, limpiadoras del hogar o camareros, pero los que más se acogen a este régimen son jóvenes que encuentran así un empleo que compatibilizan con sus estudios o parados de larga duración.

Ahora bien, ¿es posible tener dos o más trabajos o combinación de minijobs? Algunas de las combinaciones pueden ser:

  • Minijob + Contrato remunerado superior: en este caso, tienes la obligación de cotizar en la seguridad social por el minijob (puede ser del 2%). La legislación alemana sólo permite que tengas un minijob si al mismo tiempo tienes un empleo principal.
  • Varios Minijobs + Contrato remunerado superior: en este caso debes dar de alta todos tus minijobs y por lo tanto, cotizar por ellos. Si el importe percibido se sitúa entre los 450,01 y los 850 euros al mes, entonces se te aplicarán cotizaciones reducidas (<20%).
  • Varios Minijobs que ascienden en total a más de 450 y 850,01 euros: en tal caso deberás abonar las cotizaciones al sistema de la seguridad social, y estás obligado a darte de alta con las cotizaciones generales.

Sin duda los minijobs favorecen el pluriempleo pero aumentan la precariedad laboral mediante la explotación, e instalan el trabajo a bajo precio (low cost). Podríamos considerarlo como una artimaña alemana para enmascarar la tasa de desempleo real alemana. Sin embargo, permite a más personas poder acceder al mundo laboral y poder disponer de unos pequeños ingresos (debemos tener en cuenta que actualmente hay muchas familias que no reciben ningún tipo de ayuda o ingreso) sin dejar de cotizar en el sistema de seguridad social y tener la pensión de jubilación eso sí, como un trabajo puente para el trabajo deseado.

Para terminar, os quiero dejar una pequeña reflexión: ¿podemos considerar el fenómeno de los minijobs como trabajos dignos y sostenibles a lo largo de los años? ¿O bien se trata de una estrategia competitiva de las empresas alemanas?

Share this article

Licenciada en Administración y Dirección de Empresas por la Universitat de Barcelona y con MBA Executive por la escuela EAE Barcelona. Dispongo de más 12 años de experiencia en el área financiera, siendo los 4 primeros dentro de la firma PricewaterhouseCoopers, S.L. como auditora y el resto dentro de la multinacional farmacéutica Sanofi-aventis, S.A. Dentro de Sanofi España encargada de liderar proyectos de transformación y mejora continua, así como estrategias de negocio a nivel Iberia. Posteriormente, en Sanofi-aventis Deustchland en dónde he liderado proyectos a nivel Europeo y des del pasado mes de Octubre a nivel Mundial con sede en Barcelona como Global Accounts to Report Project Leader.

Facebook Comments

Deja un comentario