Las RegTech. ¿Otro paso adelante para la banca?

En artículos anteriores se ha hecho referencia a las empresas fintech y su evolución durante estos últimos años (ver aquí), en los cuáles dichas empresas se han convertido en fuertes competidores en algunas de las áreas de negocio de la banca, mostrando mayor adaptación a los cambios demográficos y al cambio en la relación entre cliente y entidad. En este caso, hablamos de las empresas RegTech, empresas que pretenden cubrir otra de las necesidades del sector bancario, la necesidad relacionada con el cumplimiento normativo.

Nos situamos en un contexto en el que, cada vez más, al igual que en cualquier otro sector, las entidades bancarias generan un volumen elevado de datos que deben ser tratados.

Además, nos situamos en un contexto de crisis económica que ha dejado en evidencia ciertos problemas del sector y algunos rasgos de inoperancia por parte de los organismos reguladores, lo que ha desencadenado en un aumento de los requerimientos por parte de los diversos organismos oficiales, principalmente, para la prevención de riesgos.

No en vano, se pudo apreciar en la encuesta realizada a CEOs relacionados con el sector bancario por parte de PWC, el hecho que los cambios en la regulación fueron considerados el factor/tendencia más perturbador/a (el 87% de los encuestados destacó dicho factor).

Por todo ello, a día de hoy, los proyectos relacionados con el cumplimiento de los requisitos normativos suponen una carga elevada en tiempo y coste para las entidades financieras, con el añadido que cada vez los requisitos para la prevención de riesgos comportan una complejidad mayor en la gestión de los datos.

Las compañías RegTech buscan, mediante la conjunción de tecnologías innovadoras y normativa, abordar los requisitos normativos en los diferentes sectores, incluyendo los servicios financieros.

Dichas empresas buscan reducir significativamente, en tiempo y coste, la carga que supone atender a los requisitos regulatorios. Para ello, apuesta por aspectos como la automatización de procesos manuales, la mejora de calidad de datos de la entidad o el análisis automatizado de datos realizado por aplicaciones que utilicen el autoaprendizaje para, en un futuro, generar informes que aporten valor añadido a la entidad y a los organismos reguladores.

La relación entre tecnología y normativa no es nueva, pero estas empresas buscan aprovechar todas las ventajas que ofrecen las tecnologías innovadoras relacionadas con el Big Data y otras tecnologías avanzadas (como los análisis biométricos para la gestión de identidades, análisis predictivos, el autoaprendizaje, los procesos de extracción, transformación y carga [ETL] o el Deep Learning) por tal de conseguir, entre otros, una mayor agilidad, flexibilidad y  velocidad de respuesta.

Algunas de las empresas y sus aplicaciones en el sector son:

Onfido: La empresa británica destaca en la gestión de identidades. Verificando la identidad gracias a la tecnología Machine Learning, puede realizar análisis en cuestión de pocos minutos cruzando datos para luchar en aspectos como el fraude o el blanqueo de capitales.

OSIS: La empresa holandesa permite realizar análisis de crédito mediante la combinación de análisis estadísticos con opiniones subjetivas acerca de las distribuciones de riesgo futuras (capturando parámetros de incertidumbre). Empresas del sector como ING ya han apostado por ellos.

Trustev: Desde Irlanda, dicha startup trabaja en el apartado del e-commerce. Analiza las transacciones en tiempo real y si cumplen con los parámetros fijados para el bloqueo de la transacción por posibilidad de fraude, realizan dicho bloqueo. Bank Of Ireland utiliza las soluciones de Trustev para el desarrollo de su actividad.

Vizor: Dicha startup facilita la gestión de compañías por parte de la entidad supervisora, reduciendo los procesos manuales, el tiempo y coste de los mismos. Organismos como el Bank Of Canada, Bank Of England o la Saudi Arabia Monetary Agency (SAMA) utilizan dicho software.

El impacto de las RegTech está todavía por llegar a España, pero quizás en menos de lo esperado.

Fuente fotografía: complyadvantage.com

Share this article

Cofundador de Markonomia. Licenciado en Administración y Dirección de Empresas por la Universitat de Barcelona (EUS) y master en Business Intelligence y Big Data en Universitat Oberta de Catalunya. Cerca de 5 años desarrollando proyectos de análisis de datos en el sector bancario. Fotógrafo freelance en eventos deportivos nacionales e internacionales.

Facebook Comments

Deja un comentario