La lucha contra el hambre: WeFood y otros proyectos

Desde hace tiempo, el hambre es un problema muy importante en nuestro planeta, independientemente de la zona del mundo en que se esté situado (con mayor o menor impacto según la zona, eso si). Por ello queremos destacar un proyecto que está dando que hablar en Dinamarca.

WeFood es un supermercado danés con unas características un tanto especiales, ya que vende productos con la fecha de consumo preferente vencida, etiquetaje incorrecto o packaging dañado, a un precio entre un 30-50% más barato (alimentación “low cost”), para evitar así el derroche de miles de productos que se tiran a diario sin estar en mal estado, y que las familias con escasez de recursos económicos puedan acceder a ellos con mayor facilidad, siendo gente con bajos ingresos el perfil del comprador, aunque está dirigido al público en general.

Esta iniciativa colabora con el Banco de Alimentos danés y es llevada a cabo por la organización de caridad DanChurchAid, con el objetivo de erradicar la pobreza y el hambre en dicho país, haciendo una compra más inteligente. Los beneficios de WeFood son destinados a causas sociales.

Y es que en el país escandinavo se tiran hasta 700.000 toneladas al año, que cuestan casi 1,5 billones de €. A nivel mundial, 1/3 de la producción se tira o se desperdicia, malbaratando infinidad de recursos, además de suponer un despilfarro considerable de energía y agua potable. Con esto se podría alimentar a 2.000 millones de personas, lo cual supone cerca de un 30% de la población mundial.

Otro dato: 795 millones de habitantes del planeta no tienen suficientes alimentos para llevar una alimentación rica y saludable (según datos FAO).

El proceso consiste en adquirir bienes con fecha de caducidad próxima o desechados por otros supermercados o grandes superficies, además de acuerdos con importadores de frutas y hortalizas, productos con pequeñas taras o que se van a descartar, consiguiendo esta rebaja sustancial en el precio para su posterior venta. Es una especie de “outlet” de comida. No se vende carne fresca o pescado, ya que el riesgo para la salud sería demasiado elevado, sino productos perfectamente comestibles. También se venden los periódicos del día anterior a mitad de precio.

El gran éxito de este supermercado ubicado en la capital danesa, Copenhague, ha hecho que el próximo 7 de noviembre de 2016 vaya a abrirse el segundo supermercado WeFood. Aprovechando el éxito inicial, se espera ir atrayendo a más proveedores a la causa.

Tengamos en cuenta que los alimentos destinados a los residuos se aprovechan para crear comidas saludables, lo cual no debemos desperdiciar. Hasta ahora, los supermercados daneses tenían que pagar impuestos para donar comida pero, tras una importante reforma legislativa se ha modificado, comprándose en la actualidad los excedentes por un precio simbólico, ahorrando ellos trabajando y dinero y saliendo ganando todos, como con esta iniciativa de WeFood para concienciar y fomentar la cultura del aprovechamiento.

En España está prohibida la venta de productos caducados, ya que consumir productos pasados de fecha puede ser peligroso para la salud (no así los de consumo preferente, que pierden cualidades pero no son dañinos), por lo que será difícil ver una iniciativa de este tipo en nuestro país, pero en territorio catalán ya existe una iniciativa para aprovechar excedentes aptos para el consumo. Se trata de Espigoladors, una empresa que recoge excedentes de productores y empresas para mandárselo a organizaciones sociales o elaborar productos de alta calidad con la marca Es-Imperfect, ayudando a personas en riesgo de exclusión social.

Otro proyecto a nivel internacional (Reino Unido) es el de The Real Junk Food Project, una organización con grandes conocimientos sobre el tema y que apoya proyectos para cumplir objetivos, desarrollar campañas y materiales educativos para reducir el desperdicio de alimentos.

Fuente fotografía: en.wikipedia.org

Share this article

Facebook Comments

Deja un comentario