Bond, James Bond. ¿Cuánto mueve el cine en este estreno?

Como fan exigente del mejor agente británico, asistí al estreno de la película SPECTRE este fin de semana después de estar expuesto en los últimos dos meses a su completa campaña de marketing. Una magnífica y a la vez ridícula inversión en publicidad y en montaje ha permitido ser una de las películas más esperadas. Fue entonces en la experiencia de compra que me di cuenta la gran diferencia en precios entre Estados Unidos y Barcelona.

La famosa anécdota de que antes la entrada de cine valía 6 euros es algo mítico que contar. Aquí en Manhattan desconozco cuánto valía la entrada en aquella misma época, pero actualmente está por encima de lo que uno está acostumbrado en CINESA o Bosque Multicines. A partir de mi vivencia intento estimar cuánto mueve el negocio del cine en el estreno.

  1. Precio de la entrada: el precio fue de $20. Sin duda la entrada más cara que he pagado para ver una película. Aunque después la pude ver estirado en el mejor asiento de piel en un cine.
  2. Pack Soda + Popcorn: antes de mencionar el precio, hay distintas medidas aunque la más pequeña es la que llaman ‘Large’. Precio del mínimo pack: $18 + tax. Aunque luego puedes pasearte por el cine con el vaso de Coca-Cola y rellenarlo en cualquier máquina colocada en cada piso.
  3. También se pueden comer hamburguesas: está permitido comer lo que uno desee de junk food, desde chicken fingers hasta hamburguesas. Este pack sólo cuesta al cliente $16 comparado con el pack de palomitas, el producto más demandado.

Existe también la oportunidad de comprar merchandising de la película, aunque no lo voy a considerar ya que los fanáticos del estreno van bien equipados con la correspondiente indumentaria. Ese fin de semana había 6 sesiones de James Bond cada día desde la mañana, por lo que si en la sala hay 180 lujosos asientos y en cada sesión del fin de semana la sala ha estado llena, me baso en las siguientes premisas:

  • Cantidad: 180 lujosos asientos, 6 salas y 3 días. Asistencia del 100%
  • Ventas por ticket: $20
  • Ventas por palomitas:
    • Premisa 1: el 70% de gente compra palomitas en sesiones fuera de horario comida / cena de tamaño medio ($22)
    • Premisa 2: el 20% de gente compra palomitas en sesiones dentro de horario comida / cena de tamaño medio ($22)
  • Ventas por junk food pack:
    • Premisa 3: el 70% de gente compra estos maravillosos packs en horario comida / cena de tamaño medio ($20)
    • Premisa 4: el 20% de gente compra estos maravillosos packs fuera de horario comida / cena de tamaño medio ($20)

A partir de estas premisas y precios, los cálculos quedarían de la siguiente manera:

Ingresos por sesión

Horario

Sesiones

Asistencia

Palomitas

Chicken

Entrada

cena

3

180

$           792

$           2,520

$       3,600

no cena

3

180

$       2,772

$       720

$       3,600

Total por sesión

Total día

Total fin de semana

$     6,912

$     20,736

$     126,036

$     7,092

$     21,276

En un solo fin de semana de estreno para una única película, el cine ha ingresado $126,036 cómo mínimo (no he tenido en cuenta el merchandising y otros factores como puede ser todavía más el alto índice de alimentación americana o el porcentaje que se paga a la productora).

Es un negocio que requiere de una grandísima inversión y el business case ha sido muy simple, pero este cálculo al menos ha sido un buen entretenimiento mientras esperaba en la cola del junk food pensando en aquellos tiempos en que con 10 euros podías comprar una entrada y unas palomitas.

Share this article

Albert es licenciado y completó el master en business administration en ESADE. Finalizó la especialización en The University of Texas en Austin dónde empezó a definir su carrera profesional en Estados Unidos. Actualmente es consultor en Nueva York en la multinacional Accenture, especializado en el área de Financial Services (concretamente en banca y FinTech) desde el punto de vista de Management Consulting. Paralelamente es miembro de la Junta del Chapter de NY de ESADE en la gran manzana, responsable de organizar y potenciar el networking entre la red de ESADE Alumni. Adicionalmente, es miembro de Great Place To Work en Accenture con el fin de mejorar las oportunidades de networking dentro del área Finance & Risk y crear un buen ambiente de trabajo. Albert ha colaborado filantrópicamente en Fundació Servei Solidari en Barcelona como coach de emprendedores en riesgo de exclusión social y como fundraiser a través de eventos deportivos. Sus aficiones son básicamente pasarlo bien con su pareja y sus amigos (deportes, viajes, etc.), escribir y trabajar voluntariamente en proyectos sociales o educativos.

Facebook Comments

Deja un comentario