Big data: Elementos de una “Smart city”

En los últimos años, los diferentes avances tecnológicos han permitido poder mejorar aspectos como la gestión económica relativa a una empresa, la optimización de campañas de marketing al poder explotar las diferentes fuentes de datos (con diferentes tipologías de datos, como las redes sociales) o, incluso, el rendimiento de los deportistas. Como no podía ser de otra manera, dichos avances también se han aplicado en las ciudades.

La ciudad, lugar en el cuál se vive (y convive), trabaja y se realizan gran parte de las acciones del día a día, es una fuente de datos (de diversa tipología) muy grande. Con todos los diversos datos que se pueden recoger, puede trabajarse por tal de mejorar la eficiencia de la ciudad en la cual vivimos y, con ello, mejorar la vida de los ciudadanos que residen y/o trabajan en la misma.

¿Cuáles son algunos de los elementos que pueden recoger datos significativos para una “smart city”?

Red de distribución de agua

El agua es un elemento de gran uso, por parte de las ciudades, en diferentes lugares, desde parques, para el mantenimiento de las zonas verdes a las fuentes de agua potable, para el uso de los ciudadanos. La red que distribuye dicha agua puede disponer de pérdidas en algunos puntos de su canalización o en el punto final, lo que llevaría a un desperdicio/malgasto de agua, con el consiguiente impacto en las arcas públicas y en términos de sostenibilidad.

Por ello, el uso de sensores en toda la red de canalización podría permitir anticiparse a posibles anomalías en la canalización de agua, además de detectar derroches en el uso de agua por parte de ciertos ciudadanos. Uno de los sistemas presentados en diversos congresos sobre este aspecto es el del siguiente link.

Sistema de iluminación

Uno de los elementos vitales de una ciudad es su iluminación. Principalmente, podríamos pensar en las luces que alumbran las calles y carreteras, pero en términos de iluminación deberíamos incluir también edificios, túneles,…

El uso de sensores y la monitorización remota de todos los elementos de iluminación puede aportar información muy relevante para mejorar la sostenibilidad de una ciudad, además de optimizar su coste. Como ejemplo de lo expuesto podría pensarse en el sistema “Connected Lighting” presentado en diversos congresos sobre Smart Cities.

Sistema de recogida de residuos

Uno de los elementos más molestos (pero inevitable) de las ciudades (y no sólo núcleos urbanos) son los residuos que se generan día a día y que acaban en los diversos contenedores (en el mejor de los casos).

Por tal de agilizar su gestión y así poder optimizar su recogida, se pueden colocar sensores en los contenedores que activen una alerta cuando se alcanza el porcentaje parametrizado como alertable y, vía GPS, realizar modificaciones de la ruta de los camiones de recogida, por tal de optimizar la misma.

Como se puede intuir, el día a día de la ciudad ofrece muchos elementos analizables para optimizar la gestión de las mismas, el hecho de ser o no analizables depende de las posibilidades y/o intereses de dichas ciudades.

Fuente fotografía: Re-Work

Share this article

Cofundador de Markonomia. Licenciado en Administración y Dirección de Empresas por la Universitat de Barcelona (EUS) y master en Business Intelligence y Big Data en Universitat Oberta de Catalunya. Cerca de 5 años desarrollando proyectos de análisis de datos en el sector bancario. Fotógrafo freelance en eventos deportivos nacionales e internacionales.

Facebook Comments

Deja un comentario