Hamburguesas, Dow Jones y la masacre en los mercados de bonos

Ayer comí una hamburguesa deliciosa con bacon y queso acompañada de una cerveza tamaño imperial pint (así llaman al vaso de 20 fl oz) en un pub irlandés en medio de Wall Street. Lo que me llamó la atención a diferencia de otros pubs de Manhattan fueron los múltiples paneles y televisores con los índices bursátiles de Wall Street. ¿Qué índices tiene Wall Street? ¿Aprenderemos de los errores que hemos cometido en la historia de los parqués?

Estas preguntas me venían en medio del ambiente en auge de los tiburones de Wall Street en ese restaurante: mayoría de hombres con traje oscuro y rayas, engominados, con algún elemento distintivo de color para diferenciarse del resto y maleta de piel de color marrón claro. Parece mentira que aquí quebraran tantos bancos y empresas, ¿no? La película The Big Short explica perfectamente, entre risas, como estos hundieron este país y provocaron un efecto dominó espantoso por todo el mundo por culpa de la avaricia e ingeniería financiera (y cómo algunos pocos se beneficiaron). Este efecto, por cierto, lo llamo yo “la primera oleada” de una época de crisis globales. “Primera” porque probablemente se acerque otra oleada en que el mundo vivirá en recesión de nuevo: una China opaca, deuda soberana a máximos, tipo de interés politizado, petróleo a mínimos, Estado Islámico más presente, países emergentes a medio gas, entre otros indicadores que hacen creer que esto no va a ir muy bien.

  • Para empezar, mi primera pregunta: ¿Qué es el Dow Jones Industrial Average?

También conocido como DJIA, Dow30, Dow Jones, entre otros, o simplemente, Dow. Su nombre viene del co-fundador Charles Dow, que creó junto a Wall Street Journal este índice bursátil que todos conocemos en la prensa salmón.

A continuación presento la evolución histórica del índice desde su inicio en 1896 (no confundir con el inicio real de la bolsa neoyorquina NYSE, en 1817, aunque un grupo de brokers empezaron ya a comercializar acuerdos en 1792 en Wall Street).

evolución histórica Dow Jones

Lo que llama la atención es el famoso Crash 29, la reacción bursátil en ese mismo año fue dramática (según reportan, peor experiencia en US que la crisis pasada) y la recuperación posterior. He recopilado a continuación las 30 empresas en el año 1928 y las empresas que disponemos hoy en el índice, 15 de enero 2016:

empresas Dow Jones

Como se puede observar, los pilares del índice han cambiado radicalmente, y empresas energéticas y automovilísticas han sido remplazadas por holdings globales de consumo y ocio y empresas tecnológicas y de telecomunicaciones. Me temo que dentro de 100 años tendremos un panorama totalmente distinto después de inventos, avances y por desgracia, crisis económicas y políticas.

Como se ha mencionado, Dow Jones es un índice como existen otros (NASDAQ o S&P500) y el New York Stock Exchange ha tenido una evolución en las pasadas décadas espectacular:

New York Stock Exchange
  • ¿Qué sucedió en 1994? ¿Estamos (en USA) en este escenario?

En la gráfica anterior se puede observar un boom espectacular de la cotización. Aparentemente uno podría decir que fue un buen año. Pues en realidad fue una de las mayores masacres en la historia del mercado de bonos: pérdidas de más de un trillón de dólares en el mercado de bonos por parte de los inversores después de que la Fed subiera los tipos de interés por sorpresa. Algunos economistas opinan que estamos a punto de sufrir el mismo periodo y el jefe de estrategia global de Morgan Stanley lo confirma: “En febrero de 1994, la Reserva Federal alteró la política monetaria cuando sólo el 22% del consenso lo esperaba y las consecuencias fueron especialmente perversas, sobretodo en el mercado de renta fija. En los siguientes nueve meses, los rendimientos de los bonos del Tesoro a 30 años subieron 200 puntos básicos, mientras que la de los de más corto plazo, los de referencia a 10 años, aumentaron en 2,2 puntos porcentuales”.

Normalmente se espera que la bolsa baje cuando suben los tipos de interés ya que la renta fija (bonos) aumenta su atractivo respecto a la renta variable (acciones). Si se repite la historia comentada, la subida de tipos de interés no implicaría un atractivo en los bonos, “por lo que la bolsa seguiría aumentando”. Sin embargo, hay una variable nueva: la dependencia de China que está alterando el PIB americano. Para que tengamos una idea de la contribución en el mundo por parte de los chinos, a continuación se muestra el ranking de ciudades que contribuirán más al PIB mundial: ¡mayoría china!

ranking PIB mundial

Share this article

Albert es licenciado y completó el master en business administration en ESADE. Finalizó la especialización en The University of Texas en Austin dónde empezó a definir su carrera profesional en Estados Unidos. Actualmente es consultor en Nueva York en la multinacional Accenture, especializado en el área de Financial Services (concretamente en banca y FinTech) desde el punto de vista de Management Consulting. Paralelamente es miembro de la Junta del Chapter de NY de ESADE en la gran manzana, responsable de organizar y potenciar el networking entre la red de ESADE Alumni. Adicionalmente, es miembro de Great Place To Work en Accenture con el fin de mejorar las oportunidades de networking dentro del área Finance & Risk y crear un buen ambiente de trabajo. Albert ha colaborado filantrópicamente en Fundació Servei Solidari en Barcelona como coach de emprendedores en riesgo de exclusión social y como fundraiser a través de eventos deportivos. Sus aficiones son básicamente pasarlo bien con su pareja y sus amigos (deportes, viajes, etc.), escribir y trabajar voluntariamente en proyectos sociales o educativos.

Facebook Comments

Deja un comentario