Diseñar para crear valor y crecimiento, la nueva estrategia

En un momento en que la demanda de los clientes está restringida en muchos sectores y geografías, las empresas se ven forzadas modificar su estrategia y crear productos con un aspecto determinado o características únicas que satisfagan a la demanda, cada vez más exigente, de los clientes. Satisfagan sus deseos, generen valor y así fomenten la marca de la compañía.

Estos productos pueden ser una fuente de crecimiento para la sociedad dado que genera una ventaja competitiva, una diferenciación del producto respecto el mismo producto de la competencia. Es decir, un producto más innovador, pero con  características necesarias para competir a costos más bajos manteniendo características del producto original.

Estos principios se han convertido en una estrategia denominada D4VG,  Diseño para crear valor y crecimiento, una nueva forma de crear productos que brindan experiencias excepcionales para los clientes. El diseño no sólo crea valor, sino que también genera crecimiento margen para la empresa, a través de productos con las características, la forma y la funcionalidad que convierten a los consumidores en clientes leales y que conducen a ventas por encima de la tendencia.

Pero ¿cuáles son las claves?

  • Combinar los principios tradicionales de diseño con las ideas del consumidor.
  • Conocimiento del panorama competitivo para enmarcar el espacio de producto.
  • Conocimientos sobre productos competidores para comprender posibles ofertas alternativas y aprender de empresas que enfrentan desafíos de diseño similares.
  • Ideas de los clientes para determinar qué les hace desear un producto y lo que están dispuestos a pagar.
  • Innovación, equipos de diseño que reúnan este conocimiento en opciones de productos deseables.

 “Apple Style”, el pionero

Por excelencia podríamos decir que  Apple es el creador del D4VG. Cuando el iPhone debutó en 2007, su resolución de pantalla nítida y su fácil interfaz de usuario la diferenciaron de cualquier otro teléfono del mercado como Nokia, Blackberry… y crearon una gran base de seguidores.  Desde entonces, Apple no sólo ha logrado aumentar el valor de los clientes y consiguientemente, volumen de ventas a través de cada nuevo modelo de iPhone, sino que también ha reducido constantemente los costos (des de 218 dólares por el original 8GBa 191 dólares por el último modelo 5S 6 GB).Iphone

El producto es el mismo, un teléfono móvil; pero con diseños nuevos, nuevas funcionalidades (pantalla, memoria, gráficos…) u otras características que atraen al consumidor, el cual está dispuesto a pagar por ellos.

Ecobee y la evolución en termostatos

Otro ejemplo del modelo D4VG puede ser Ecobee, un termostato inteligente habilitado para wifi. Sus ventas así como clientes se fidelizaron tras modificar el diseño del producto así como el desarrollo de una nueva característica que le ayuda al sistema a saber dónde se encuentra en su casa y la temperatura en que se encuentra. Características que le daban al usuario un mayor control sobre todos los espacios en el hogar.

ecobee

BMW, el placer de conducir

El diseño del vehículo, la fabricación, la forma de vender y el uso del propio vehículo están enfocados a conseguir satisfacer esta experiencia. Perfectamente enfocado con la propuesta de valor al cliente y todo parte de un conocimiento muy preciso y concreto del cliente, de su función de valor “disfrutar conduciendo“.

Por supuesto que para disfrutar conduciendo es necesario conseguir que las funciones del coche sean realizadas de manera excelente. Por eso, por ejemplo, la investigación y el diseño son esenciales.

nuevo-bmw-serie-3-info-02

Productos de consumo, Coca-cola

Donde empresas como Coca-Cola cambian el diseño de sus productos (envases, características…) adecuándose a la tendencia exigente del consumidor pero sin perder la marca o la esencia de la empresa.

cocacola

Estos ejemplos no son únicos. Sin embargo, la mayoría de las empresas no han aprovechado la oportunidad que ofrece la estrategia de Diseño para crear valor y Crecimiento. Se mueven alrededor de los bordes. Por un lado, las empresas que se dedican exclusivamente a hacer pequeños cambios sobre el producto porqué así consideran no afectar la integridad o atractivo del producto (ejemplos como cambio de color) o incluso lanzando accesorios de los mismos. Por otro lado, empresas que lanzan nuevos productos que luego son difíciles de asociar con la marca de la empresa y por lo tanto, fracasan. Pero lo curioso es que viendo el éxito de estas sociedades descritas anteriormente, ninguna están pensando en el diseño como mejora de la experiencia del usuario, como mejora de la apreciación del producto, lo que llevaría a mayores ventas y una mayor fidelidad de los usuarios.

Con los consumidores cada vez más influenciados por el diseño, las empresas han de arriesgarse con nuevas estrategias. D4VG es una herramienta brillante para las empresas orientadas al crecimiento que quieren explotar las necesidades no satisfechas de los consumidores proporcionando valor y crecimiento en el nuevo mundo, creando nuevas características, apelando a su sensibilidad estética y construyendo una fuerte lealtad del cliente.

Share this article

Licenciada en Administración y Dirección de Empresas por la Universitat de Barcelona y con MBA Executive por la escuela EAE Barcelona. Dispongo de más 12 años de experiencia en el área financiera, siendo los 4 primeros dentro de la firma PricewaterhouseCoopers, S.L. como auditora y el resto dentro de la multinacional farmacéutica Sanofi-aventis, S.A. Dentro de Sanofi España encargada de liderar proyectos de transformación y mejora continua, así como estrategias de negocio a nivel Iberia. Posteriormente, en Sanofi-aventis Deustchland en dónde he liderado proyectos a nivel Europeo y des del pasado mes de Octubre a nivel Mundial con sede en Barcelona como Global Accounts to Report Project Leader.

Facebook Comments

Deja un comentario