La publicidad en el móvil y los adblocker

Los dispositivos móviles como canal publicitario tienen un potencial impresionante, por un motivo obvio como es el hecho de que los llevamos siempre encima y porque además, son terminales que admiten multitud de formatos: rich media, vídeo o incluso juegos. Los famosos formatos publicitarios digitales que han invadido nuestros ordenadores durante los últimos años, como banners, robapáginas, interstitials o pop-ups ya empiezan a ser cosa del pasado, y los nuevos formatos publicitarios aparecen cada vez con más frecuencia y con mejores KPI’s en nuestros terminales.

Este hecho ha convertido nuestros smartphones en el escaparate perfecto para que los anunciantes puedan promocionar sus productos y servicios, y ha puesto a los usuarios en una situación de alerta roja. Cansados de recibir impactos publicitarios y con cada vez más herramientas y soluciones tecnológicas para hacer frente a este tipo de acciones, parece que los bloqueadores de publicidad, o adblockers, también han llegado a los dispositivos móviles como ya lo hicieron tiempo atrás en PC.

Desde que en junio de 2015 Apple anunciase que la nueva versión de su sistema operativo, el iOS 9, ofrecería la posibilidad de instalar adblockers, descargándolos de la App Store, la popularización de estos en smartphones está siendo especialmente rápida. Pero no debemos olvidar que los adblocker para móvil no afectan a la publicidad in-app, sino que solo se pueden utilizar en navegadores web como Safari o Google Chrome. Y esto es algo realmente a tener en cuenta, sobre todo para los anunciantes, ya que según datos publicados por ComScore, compañía de investigación de marketing en Internet, los usuarios invierten siete veces más tiempo en apps que en el navegador del móvil. Así pues, los bloqueadores de publicidad en el móvil solo tienen efecto un 30% del tiempo que pasamos en neustros dispositivos, el otro 70% seguimos expuestos a todo tipo de impactos publicitarios.

Dependiendo del lado de la valla en el que estemos, veremos los adblocker con unos ojos o con otros. Al usuario de Internet le van a encantar, porqué podrá eliminar los molestos anuncios de las páginas web, incrementando la velocidad de carga de estas, en cambio, los anunciantes los odiarán, ya que harán que su trabajo sea un poco más complicado.

En cualquier caso, el fenómeno de los adblocker no frenará a los anunciantes, pero si hará que se tengan que estrujar el cerebro, buscando nuevas y más creativas formas de comunicarse con sus clientes potenciales. Hecho que puede llegar a ser beneficioso para la publicidad móvil, al tenerse que convertir esta en más inteligente, más relevante y menos intrusiva, y hacer que las campañas pueden ser más eficaces.

Share this article

Licenciado en Investigación y Técnicas de Mercado y Diplomado en Ciencias Empresariales por la Universitat de Barcelona. Postgrado en Marketing Móvil por el IL3 – UB. Apasionado de las nuevas tecnologías, Internet, Redes Sociales, aplicaciones móviles, videojuegos, etc. Con experiencia laboral en el mundo del marketing y la publicidad, especializado en marketing digital, e-commerce, social media y gestión de contenidos web.

Facebook Comments

Deja un comentario